Nada mejor que la palabra “Futuro” para titular a un festival de rock, indie y música contemporánea. Nada mejor pensado para una ciudad como San Luis Potosí, que con apenas un par de experiencias anteriores de este tipo, contiene a una escena insípida que está ávida de espacios y propuestas musicales que vayan más allá de lo convencional. Es por eso que Louder.mx estuvo ahí, en un teatro del Siglo XIX que el pasado 25 de marzo, sirvió como escenario para ser testigos de la llegada del futuro; del Futuro Festival.

 

Con un cartel encabezado por Javiera Mena, The Blind Pet’s y A-RP, el Futuro Festival nos entregó una noche excepcional que, gracias al enorme esfuerzo de un grupo de jóvenes con ganas de cambiar cosas, nos llevó por matices musicales que pasaron por el electro pop, el Lo-fi, el punk, el indie rock y la música electrónica.

Ante la duda, sobrevino la sorpresa de la excelente coordinación y organización de un concierto gratuito (así es, gratuito) que representaba otros retos como garantizar la comodidad y seguridad de los asistentes, así como de lograr un sonido más que decente en un espacio como el Teatro Alarcón, en desuso por varios años y que despertó algunos cuestionamientos entre los más escépticos.

 

En lo musical, sobresale la curaduría para la selección de un Line Up, que también generó dudas por el relativo desconocimiento de casi todas bandas. Dudas que se fueron despejando apenas comenzaban a dar los primeros acordes tras abrir el telón.

 

Lo más esperado sin duda fue la chilena Javiera Mena, que con su pop electrónico llevó a sus fans a través de otra era. Desde Texas, The Blind Pet’s, irrumpió con explosividad sobre el escenario, logrando que esta banda firmada por Sub Pop, hiciera que el teatro completo cayera a sus pies desde la primera canción.

Sin embargo, lo más sorpresivo de la noche para muchos fue Werner Karloff, que con un simple sintetizador, nos llevó por un viaje que nos recuerda pasajes de Kraftwerk, Stratis, Cicuit 7 o Das Ding. Sin duda, fue Kerloff quien arrancó los bailes más incendiarios de toda la noche.

 

El resto del Line up también cumplió con su parte. Por más de siete horas, transitamos por el Lo Fi iluminado en matices rojos de Hawaiian Gremlins, por el pop fino traído desde Monterrey por Young Tender, por la propuesta electrónica de BCOTB (Black Cat On The bag), el noise de A-RP, el indie de Peach Creeks y el punk poblano de Los Sex Sex Sex.

El Futuro Festival es un tremendo aliciente. Una clara señal de que San Luis Potosí tiene público para todo y que puede ponerse en el mapa del circuito de festivales a nivel nacional. Hay que ir paso por paso. El primero, que era quitar el letargo a una escena indie alternativa ya está dado. El segundo, es mantener el interés de quienes ahí coincidimos y despertarlo en quienes piensan que esta ciudad no ofrece propuestas alternativas, en quienes piensan que el indie, el post punk, el new wave y ese tipo de géneros, en esta ciudad no tienen futuro.